Sacra reflexión. Jaime Chavira Ornelas

Spread the love

Foto Pedro Chacón

Sacra reflexión

 

 

Por Jaime Chavira Ornelas

 

 

La verdad se hizo de carne y hueso,

nació el árbol de la vida en vientre materno.

Así La Luz sintió la sangre correr por sus santas venas

y el justo lloró por el dolor de todos sus hijos.

 

La justicia conoció la inmisericordia de la oveja perdida

y el redentor se hizo puerta, redil y pastor

cuando la oración salió de labios sin culpa.

 

La lengua mansa gritó desesperada.

porque la sabiduría fue traicionada y vendida.

Los pies, las manos y el costado santo fueron traspasados por la ira

pero el amor incondicional perdono la rabia de los verdugos.

 

Las parábolas dieron sentido a la existencia

para que la esperanza mirara al cielo de nuevo.

 

La caridad camino entre cuerpos renacidos

y así La Fe penetró por las rendijas de las almas perdidas.

 

El amor habló en todos los idiomas,

la muerte desapareció entre las sombras de la mentira.

La vida despertó el espíritu en las criaturas vagabundas

y de nuevo sus ojos cegados por el velo de la muerte

se abrieron y reconocieron el rostro del pan vivo y bendito.

 

Todo fue consumado en el acto de sacrificio

del Mesías para convertir la maldición en bendición.

 

Ahora Él es el templo, el altar, el cordero, el arca de la nueva alianza,

el maná como alimento eterno, el velo rasgado y la vida eterna.

 

La buena nueva se siembra en los corazones como semillas

la promesa universal se cumple en el Amén.

El Alfa y el Omega permanecen para siempre.

 

 

 

Jaime Chavira Ornelas es un sobreviviente de la desintegración familiar; estudió comunicación y manejo de negocios en el Colegio Comunitario de Maricopa en Phx. Az USA; tiene diplomados en exportación, importación y manejo de aranceles por Bancomext, también varios cursos de inteligencia emocional y lingüística. Trabajo para empresas a nivel gerencial. Actualmente es pensionado por el IMSS. Escribe cuentos cortos y poemas ácidos.

2 comentarios en «Sacra reflexión. Jaime Chavira Ornelas»

Deja un comentario